Pasar al contenido principal
28.04

La alianza entre UX y ecología: el Green UX

Green_UX

Seguramente ya habéis oido hablar de ciertos ecogestos digitales como limpiar el buzón de correo, activar el modo de ahorro de energía o descargar una película en lugar de verla en streaming. Estas sencillas acciones contribuyen a un consumo más responsable del medio ambiente, pero ¿cuál es su verdadero impacto?

El mundo digital de hoy

En 2019, había en el mundo 31 mil millones de dispositivos digitales para 4,1 mil millones de usuarios, lo que equivale a 8 dispositivos por persona según Green It. El impacto de la pandemia COVID-19 ha aumentado su uso y ha precipitado la transformación digital de las empresas. Con el aumento del teletrabajo, el e-commerce y el ocio digital, el tráfico de Internet y el uso diario de dispositivos digitales se ha disparado entre un 35% y un 60%, según los países confinados. En España, por ejemplo, el comercio electrónico aumentó un 36% en 2020 en comparación con el año anterior, según Business Insider.
 

Una nueva forma de contaminar

Al contrario de lo que podría pensarse, la tecnología digital no reduce nuestro impacto ambiental. Por el contrario, cuanto más digitalizamos, más contaminamos a través del funcionamiento de Internet y de la fabricación de equipos informáticos (smartphones, ordenadores, tabletas, objetos conectados…). En 2019, la contaminación digital representó alrededor del 3,8% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto es el doble que la aviación civil. Para 2025, ese número se duplicará y superará al sector automotriz. Por ejemplo, realizar una consulta en Google equivale a 7 gramos de CO2 emitidos a la atmósfera. En total, 7 toneladas de CO2 por día para búsquedas en Google, o el equivalente a 7 años de calefacción diaria de 3 habitaciones según el artículo Green is the new web. Para contrarrestar este fenómeno invisible y creciente, los ecogestos digitales existen y pueden ser adoptados en nuestras acciones diarias. Además, están surgiendo nuevos conceptos como el Green UX para encontrar soluciones al impacto ambiental de la web.
 

¿Qué es el Green UX?

Green UX o eco-diseño web son términos que incorporan la dimensión ambiental a la forma de diseñar equipos, productos o servicios digitales. La visualización de una web consume energía, y cuanto más complejo es el sitio, más CO2 emite. A día de hoy existen herramientas para evaluar el impacto de un sitio web, tales como:

  • Ecoindex.fr : Mide el desempeño ambiental de los sitios web para ayudar a identificar soluciones y reducir este impacto.
  • Websitecarbon.com : Analiza la huella de carbono de un sitio web y si está alojado en un host ecológico. Además, nos ayuda a comprender los motivos por los cuales el sitio consume tanto o tan poco.
  • Ecometer.org : Evalúa la madurez del sitio web de acuerdo con las buenas prácticas en ecodiseño web.
  • GreeIT-Analysis : Es una extensión para el navegador que agrupa la funcionalidad de ecoindex.fr y ecometer.org.

 

websitecarbon_illustration

 

Estas herramientas son un buen punto de partida para avanzar hacia un diseño web más responsable. Sin embargo, la protección del medio ambiente debe tenerse en cuenta desde antes del diseño de un producto y durante todo el proceso. Por lo tanto, la experiencia del usuario (UX) ayuda a lograr los objetivos del diseño ecológico, haciendo que las intenciones del diseño ecológico cumplan con los desafíos de UX de sostenibilidad, eficacia, eficiencia y accesibilidad.
 

El papel del UX

“Cuanto antes intervenimos, durante el diseño funcional de la maqueta, mayor es el efecto palanca en términos de reducción de la huella ambiental”. - Frédéric Bordage, Ecodiseño / las 115 mejores prácticas.

Como diseñadores UX, nuestro papel es garantizar una experiencia óptima para sus usuarios. Por lo tanto, uno de los principios fundamentales es incorporar a los usuarios en el proceso  lo antes posible para diseñar para ellos, con ellos. Como expertos en UX, aseguramos la utilidad, efectividad, eficiencia y satisfacción de la interfaz, así como su accesibilidad. Para ello, se implementan varios métodos de UX (observaciones, entrevistas, pruebas de usuarios, maquetas, etc.) con el fin de comprender, identificar y satisfacer las necesidades y usos de los usuarios potenciales. La experiencia de usuario tiene un lugar destacado en el diseño de un producto o servicio, y tiene un papel importante que desempeñar en el diseño web ecológico.

Menos es más

Según varios estudios, se ha demostrado que el 70% de las funcionalidades solicitadas por los usuarios no son imprescindibles y que el 45% nunca se utilizan según el libro Ecodiseño web / las 115 mejores prácticas. Como expertos, nos reunimos con los usuarios para comprender sus necesidades y expectativas con el fin de priorizar las características que esperan según su grado de importancia. Al reducir el número de funciones centrándose solo en las necesidades esenciales del usuario, la interfaz se simplifica para reducir el esfuerzo del usuario. En consecuencia, se reduce el coste de desarrollo, aumenta la comodidad del usuario y disminuye el impacto ambiental.
 

Optimizando el recorrido del usuario

Un factor determinante en el impacto medioambiental de un sitio web es el tiempo que se dedica a él. Por eso tenemos que asegurarnos de que el usuario encuentra rápidamente lo que necesita en el sitio o en la aplicación. Nuestro objetivo como diseñadores UX es agilizar y simplificar el recorrido de los usuarios, por ejemplo, reduciendo la cantidad de pantallas, pasos o interacciones que necesitan para lograr su objetivo. Una arquitectura de la  información ergonómica facilita al usuario la búsqueda de información. Sin embargo, hay que tener cuidado de no complicar las pantallas sobrecargándolas demasiado de  información.
 

Crear una experiencia accesible para todos

Para diseñar productos sostenibles, es importante integrar la dimensión social a través de la accesibilidad. Consiste en permitir el uso de la interfaz web para personas con discapacidad temporal o permanente (visual, motora o cognitiva). Diseñar productos o servicios accesibles permite incluir una audiencia de usuarios lo más amplia posible, con los consiguientes  beneficios tanto sociales como económicos. Además, la accesibilidad va de la mano con el diseño ecológico porque las buenas prácticas de accesibilidad suelen tender a la eficiencia. Al diseñar páginas accesibles, logramos páginas más ligeras y eliminamos los elementos que complican la página y dificultan la lectura para las personas con discapacidad. Seguir las prácticas de diseño universales garantiza que los productos sean sostenibles, ecoresponsables y accesibles para todos.


Diseño Mobile First

El móvil es el medio más popular para realizar búsquedas en Internet. El concepto Mobile First consiste en diseñar un sitio en formato móvil para luego derivar el diseño para pantallas más grandes. Este concepto va más allá del diseño responsivo, y conlleva un rediseño de las reglas y los procesos. Este enfoque nos compromete como diseñadores a aceptar todas las limitaciones relacionadas con el móvil: pantalla más pequeña, rendimiento limitado, contexto de uso desfavorable a la concentración... Así, consideramos el contenido y las interacciones para lograr los objetivos esenciales antes de agregar funcionalidades adicionales. Por lo tanto, la interfaz es más limpia, más fácil de usar y reduce el impacto ambiental.
 

En resumen

El ecodiseño consiste en conservar solo lo esencial al reducir la cobertura y la profundidad funcional de un producto o servicio. Por lo tanto, el UX tiene fundamental en el diseño, analizando y definiendo las necesidades y usos de los usuarios, sus características y el contexto de uso con el fin de priorizar las características para diseñar la experiencia óptima. En UX diseñamos y evaluamos un sitio web o una aplicación en un contexto complejo y holístico. Si nos aseguramos de que se incorporan todas las ideas descritas anteriormente, obtendremos a un mejor rendimiento, una mayor satisfacción del usuario y una reducción del impacto ambiental. Como diseñadores UX, tenemos la experiencia, el conocimiento y los recursos para crear un impacto duradero y asegurarnos de diseñar productos y servicios que sean inclusivos, eficientes y útiles.

¡Creamos Experiencias de Relación Continua!

¡Conozcámonos!